Cómo se Hacen las Alfombras?




Azhar's Oriental Rugs

AZHAR’S SOLO COMERCIALIZA ALFOMBRAS ORIENTALES
HECHAS A
MANO Y
GENUINAS

Para apreciar realmente una alfombra oriental vasta con conocer como se crean

Es realmente fascinante el tiempo y trabajo dedicado a la creación de cada alfombra oriental. Por ejemplo, una alfombra de alta calidad es fabricada por un equipo de dos (2) tejedores en un lapso de 9 meses. Al mismo tiempo, una alfombra persa de seda puede tomar más de 2 años en su fabricación. Es por eso que cada una de las alfombras orientales se convierte en una inversión de largo plazo, una obra de arte inimaginable que es trasladada de generación en generación, dándole placer a sus dueños con el paso de los años.

Pero usted se preguntará, porque toma tanto tiempo el crear una simple alfombra?
Para comenzar, cada alfombra oriental “genuina” (Azhar’s solo comercializa alfombras orientales hechas a mano y genuinas) es hecha enteramente a mano y de fibras naturales únicamente. La materia prima, sea seda o lana, atraviesa un elaborado proceso de conversión antes de estar lista para su confección. Por ejemplo, la lana debe ser lavada, certificada y convertida a hilos para luego teñirse y transformarse en la fabricación de las alfombras.

El resultado puede ser de exposición horizontal o vertical dependiendo de si la confección es hecha por tribus nómadas (horizontales) o por villas (verticales). En cualquier caso las técnicas básicas de confección de alfombras son las mismas. Los tejedores fijan los hilos que van en dirección vertical a las exposiciones inferiores y superiores. Los hilos horizontales son intercalados cuidadosamente para crear una textura muy suave al tacto. Después de que cada línea es horizontalmente anudada, los hilos son tejidos alternando las diferencias a través de la alfombra.

Cada uno de los diseños de una alfombra es llevado a cabo bajo un minucioso proceso de alternabilidad de colores, nudo a nudo. El milagro de una alfombra oriental es este: Cada fibra minúscula de lana o seda es anudada individual y manualmente a la base de la alfombra. Las alfombras más finas llegan a tener tanto como 2.500 nudos por pulgada cuadrada. La confección de alfombras orientales ha mantenido la misma tradición de tejido por más de 2 milenios.

El valor de una alfombra oriental es determinado por el número de nudos por pulgada cuadrada (la primera medida de calidad) y por el tipo de material empleado (seda o lana). En general, un número superior de nudos por pulgada cuadrada se traduce en mayor detalle y claridad en los diseños. Y así en más valor para la alfombra.

Generalmente se emplean dos tipos de nudos. El simétrico, conocido como Ghiordes o nudo turco, empleado en la confección de Bokharas. Y el asimétrico, conocido como nudo Senneh, empleado en la confección de alfombras persas.

Usted puede contar los nudos en una pulgada de alto y una pulgada de ancho. Multiplicando estas dos cifras usted descubrirá el número de nudos por pulgada cuadrada. Como podrá ver, la confección de una alfombra oriental requiere de una extraordinaria cantidad de trabajo manual, pero es este preciso trabajo artesanal el que hace a nuestras alfombras orientales durables, de gran valor y únicas.

< HOME

 

 
Azhar's Oriental Rugs Creación de Alfombras Galerías Unicas Mantenimiento Decorando con Alfombras Colecciones
Azhar's Oriental Rugs - © 2009 Todos los Derechos reservados. - Preguntas: info@azharsorientalrugs.com